Reproduccioninfo.com

  HOME || FISIOLOGÍA DE LA REPRODUCCIÓN || EMBARAZO Y PARTO || INFERTILIDAD || REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Reproducción asistida

 

técnicas de reproducción asistida

 

Las parejas que no son capaces de concebir de forma natural siempre pueden recurrir a algún tratamiento de reproducción asistida. Hoy en día son muchas las tecnologías existentes y cada vez el porcentaje de éxito es mayor, aunque depende del caso de cada pareja en concreto. Estas son algunas de las más conocidas y más efectivas:

 

1.- Fecundación In Vitro (FIV)

La Fecundación In Vitro (FIV) es la técnica más conocida dentro de los tratamientos de reproducción asistida y tiene altos porcentajes de éxito. Se estimula la maduración de ovocitos mediante inyecciones y tratamientos hormonales, y tras su maduración se recuperan del interior de la mujer mediante cirugía. Los ovocitos son entonces fecundados mediante el esperma de la pareja, o de un donante en caso de esterilidad en el hombre, en el laboratorio. Si se produce efectivamente la fecundación, los mejores embriones se transfieren de nuevo al útero de la madre, tan sólo unos días después de la FIV.

La FIV está recomendada en parejas que no son capaces de concebir de forma natural por causas desconocidas. También es apropiada de usar en mujeres que no producen ovocitos viables. En este caso, se pueden usar ovocitos procedentes de una donante.

 

2.- Transferencia de Gametos Intrafalopiana

La Transferencia de Gametos Intrafalopiana se parece en algunos aspectos a la FIV salvo en el lugar donde se produce la fecundación. Se extraen los ovocitos de los ovarios de la mujer y se mezclan con el esperma. Entonces se sitúan de nuevo en las trompas de Falopio de la mujer, donde se produce la fecundación.

En esta técnica es importante que el esperma esté en buenas condiciones, sobretodo prima que tenga buena motilidad. En el caso de la mujer, es necesario que al menos una de sus trompas de Falopio estén sanas para que la Transferencia de Gametos tenga posibilidades de éxito.

 

3.- Transferencia Embrionaria Intrafalopiana

Similar a una mezcla de las dos primeras. Se inicia de igual forma que en una FIV, pero el cigoto se introduce en las trompas de Falopio. La fecundación tiene lugar también en el exterior de la mujer.

 

4.- Inyección intracitoplasmática de Esperma

La Inyección intracitoplasmática de esperma es una técnica que consiste en inyectar esperma en un ovocito previamente extraído de la mujer. Este ovocito también puede provenir de una donante, y puede realizarse sobre ovocitos recién extraidos o sobre aquellos que hayan sido conservados mediante congelación. Este procedimiento puede usarse en la Fecundación In Vitro, y la Transferencia de Cigotos o Gametos en las trompas de Falopio.

 

5.- Disección Parcial de la Zona (DPZ) Eclosión Asistida

La Disección Parcial de la Zona (DPZ) es una técnica de micromanipulación del ovocito. La envoltura del ovocito se disecciona de forma que sea más sencillo su implantación posterior en el útero, ya que en algunas mujeres la cubierta proteica es demasiado gruesa. También se usa en el caso de que los ovocitos se hayan congelado y descongelado.

 

6.- Inseminación Sub Zonal

Es similar a la Disección Parcial de la Zona, ya que también se realiza una pequeña manipulación de la envoltura del óvulo. El esperma es insertado en la capa pelúcida del ovocito.

 

En ocasiones se suelen combinar varias técnicas entre sí. Existen estadísticas de éxito (consecución de un bebé vivo) del uso de Técnicas de Reproducción Asistida y que aproximadamente serían como sigue:

  • En mujeres por debajo de 35 años: 45,8%
  • En mujeres entre 35-37 años: 37,2%
  • En mujeres entre 38-40 años: 28,2%
  • En mujeres por encima de los 41 años: 18,5%

 

Por lo tanto, la edad es un factor determinante para lograr resultados con la aplicación de Técnicas de Reproducción Asistida.